2

¿Muchos deberes?

Boy studying

¿Tienen los niños y niñas muchos deberes o tienen los necesarios?

Reconocemos que no es un tema muy original puesto que raro es el grupo de alumnos y padres que no dialogan o discuten sobre este asunto. Incluso a muchos nos ha llegado una petición de firma denominada «Por la racionalización de los deberes en el sistema educativo español» en la famosa plataforma change.org (https://goo.gl/gpnm0k). Es evidente que es un asunto latente en las puertas de los colegios y en toda reunión de padres que se precie.

Cada profesor y cada colegio tienen su propia filosofía en lo que a la política de deberes se refiere, por lo que queda claro que no hay un criterio común en el sistema educativo español. Se da el caso de que en el mismo curso de un colegio el profesor del grupo A tiene una forma de trabajar basada en mandar mucha tarea para casa mientras que el del B prefiere que los alumnos trabajen más en clase y que en sus domicilios hagan «solo» lo que no han podido hacer en el colegio.

En realidad siempre hemos tenido que hacer deberes  y hace años no recuerdo quejas sobre este asunto. En todo caso protestábamos los alumnos a los profesores, pero los padres solían estar de acuerdo en la tarea que debían realizar sus hijos.

¿Significa esto que antes había menos deberes? Es una pregunta con difícil respuesta pero no creo que haya cambiado mucho. Volveríamos a lo mismo, depende y dependía de los criterios del profesor de turno.

Una cosa importante es que los deberes tienen que ser para el alumno. Los padres están para ayudar si hay problemas, pero no para estar sentados al lado de su hijo haciendo las sumas, restas, análisis de frases, traducciones etc. La labor de los padres que recuerdo nítidamente es la de «leer la lección». Estudiamos y luego los padres  preguntan lo estudiado. Si los padres hacen todo con sus hijos les perjudican porque así es difícil que adquieran autonomía y que piensen por sí mismos.

Es posible que el motivo de las quejas de muchos padres sea que consideran los deberes como algo propio y lo asumen como su obligación. Esto unido al poco tiempo del que suelen disponer les crea una responsabilidad y un estrés que no les corresponde. La responsabilidad es de sus hijos. No deben estresarse; y si los padres transmiten su nerviosismo, los deberes se harán rápidamente y mal, a regañadientes y será motivo de conflictos entre padres e hijos.

Los deberes son algo positivo en tanto que deben servir para que los chicos adquieran unos hábitos y unas responsabilidades que seguro son beneficiosas para su futuro. Pero, volviendo al principio, ¿son MUCHOS?

Academia FormaT

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *